Archive

Posts Tagged ‘uned’

Monopolio con nombres y apellidos (I)


Leo con cierto estupor la nueva lista de tutores admitidos por el Centro Asociado de la UNED en Cantabria,

ese lugar que genera tantas sorpresas. Algunos de sus nombres me resultan harto familiares, desde el principio de la lista; tan familiares, que empiezo a pensar que la UNED es precisamente un negocio familiar (no de mi familia, por supuesto).

Y después de todo lo que la UNED está suponiendo para mí, curiosamente, no deja de sorprenderme cómo son siempre los mismos individuos e individuas (que diría Pérez Reverte para tocar las narices y narizas) los que tienen el monopolio académico y cultural de Santander.

Leo, también con cierta perplejidad, los tejemanejes que se traen con las sedes de Torrelavega o Reinosa y no llego a entender de dónde sacan el dinero para poder discutir siquiera estas pesquisas. Se supone que estamos en crisis, y que la UNED ha invertido mucho dinero en el alumno, en las aulas AVIP y todo ese rollo tecnológico. Por no hablar de los nuevos Grados y sus consiguientes materiales didácticos (de los que ya algunos compañeros me han hablado, y no muy bien). Mucha inversión y aún así están buscando instalar cerca de la residencia del actual Señor Director del Centro Asociado una Sede.

Entiendo que Reinosa sea un lugar de peregrinación del estudiante de la UNED, pero veo tan necesaria una Sede allí como contratar a ciertos “profesionales” de la educación como tutores. No olvidemos que la UNED es ESENCIALMENTE a distancia y que un estudiante de Reinosa, como uno de Torrelavega, e incluso uno de la mismísima Santander, acudirá al centro un promedio de 3 veces a lo largo del curso, sin contar los días de los exámenes.

En fin, que me parece muy bien que se quiera ampliar el campo de acción de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, pero, puesto que de la cabeza a los pies de esta organización antaño académica son todo conocidos de los conocidos de los conocidos de todo el mundo, e incluso alguno hay que sea conocido directo, ¿qué sentido tiene dispersarlos, si ya los conocemos todos? Las presentaciones a lo juglar, de pueblo en pueblo, no tienen cabida entre primos.

Salvo, claro está, que lo que se esté haciendo sea una segunda residencia a los de siempre.

La argumentación. UNED 2008


Del día 8 al 12 de este mes de septiembre se ha impartido un curso de argumentación en la UNED de Cantabria dentro de los Cursos de Verano de la UNED.
El curso, dirigido por Luis Vega Reñón, ha tenido como ponentes (además del ya mencionado catedrático de Lógica e Historia de la Lógica) a José Miguel Sagüillo (Catedrático. Universidad de Santiago de Compostela), Jesús Alcolea Banegas (Universitat de València), Eduardo de Bustos Guadaño (catedrático de la UNED), Frans H. van Eemeren (profesor doctor de la Universidad de Amsterdam), Paula Olmos (becaria de la Fomación de Personal Investigador de la UNED), Lilian Bermejo-Luque (Universidad de Murcia) y Gerardo Bolado Ochoa (Catedrático de IES. Profesor-tutor de la UNED).
Durante la realización del curso, se han abarcado diferentes aspectos de la argumentación y la retórica hacia proyecciones no sólo de Filosofía sino también en campos como el Derecho, la Psicología y la Antropología.
El curso se ha establecido sobre bases tanto teóricas como prácticas del hecho argumentativo, si bien no se han sentado máximas para este campo, siendo así que los propios ponentes aseguraron en muchos casos que la argumentación es todavía un terreno sumamente inexplorado.
La trascendencia de este curso de verano de la UNED radica tanto en la afluencia de alumnos matriculados, como en la asistencia de personalidades de la materia (cabe destacar al doctor Van Eemeren).
De entre ejemplos prácticos y teorías diversas, se insistió en la magnitud de la argumentación en el terreno cotidiano y las fórmulas argumentativas de terrenos más “oficiales”. Punto a resaltar del curso fue la presentación de diferentes libros sobre Retórica de que dispone la Biblioteca Menéndez Pelayo (antaño libros cuyo propietario fue el propio don Marcelino).
El alumnado aseguró, en algunos casos, sentirse desbordado por la intensidad del curso que, según los ponentes, “estaba pensado para profesores de Fiosofía”. Sin embargo, la participación del mismo durante las mesas redondas e incluso durante las ponencias individuales fue extensa y de elevado interés.
La clausura del mismo se realizó en la Cátedra de Menéndez y Pelayo, aunque lamentablemente no se pudo concluir con la entrega de títulos por motivos meteorológicos y otros que escapan al control de la propia UNED.
Con todo, fue éste, primer curso de verano del nuevo director de la UNED de Cantabria, Pedro Nieto Rodríguez, un curso de exitosa realización.
Categorías:Eventos Etiquetas: ,

Sánchez Gómez y la UNED

6 septiembre 2008 1 comentario

Artículo de Mario Crespo para el diario ALERTA.

Sánchez Gómez y la UNED

Miguel Ángel Sánchez Gómez ha sido hasta el pasado curso (hasta el 31 de julio, más concretamente) el director del Centro Asociado de la UNED en Cantabria, después de casi una década en el cargo. Le sucede de manera transitoria Pedro Nieto Rodríguez, al que obviamente deseo, a él y a quien venga después, una buena gestión y toda clase de apoyos para que la Universidad Nacional de Educación a Distancia siga cumpliendo en nuestra región tan importante papel social y educativo. Las personas honestas se retiran de los puestos a los que han llegado justo cuando parece que es lo más oportuno, todo lo contrario que los políticos al uso, que parece que tienen el derecho adquirido de perpetuarse por los siglos de los siglos, señal, seguramente, de lo poco interesantes y originales que son. El Prof. Sánchez Gómez ha escrito una carta a los alumnos en la que explica su decisión y creo que no hago nada ilícito reproduciendo aquí sus palabras, que él mismo ha hecho circular por email:Ya es hora de cambiar. Seguro que al Centro –que ha alcanzado una razonable madurez, aunque siempre se puede y se debe mejorar– no le vendrá mal el cambio. En este sentido, me voy bastante tranquilo. No es que me haya aburrido o que esté cansado, es que me voy a otra “guerra”, no me puedo concebir a mi mismo vegetando lánguidamente durante los próximos años, pese a que mi vocación investigadora continúa y parece que continuará claramente insatisfecha”. Ignoro en qué “guerra” lidiará a partir de ahora Miguel Ángel pero le deseo toda la suerte que merece, sobre todo si tiene que seguir sacrificando sus investigaciones sobre la Historia Moderna y Contemporánea, que al fin y al cabo es su gran vocación académica. Y me parece muy bien que no se conciba a sí mismo languideciendo en una poltrona secular que no haría ningún bien a la institución: de él podían tomar ejemplo otros.

Creo que es justo reconocer en su gestión varias cosas que no quisiera omitir, aun cuando no sea una costumbre española el agradecimiento. En esta tierra se reconoce muy poco lo que uno hace bien, en contraste con lo que uno hace mal: el mal tiene un pregonero en cada esquina, por desgracia, y al bien le faltan con demasiada frecuencia la voz y la palabra. Parto de la base, además, de que Miguel Ángel Sánchez ha sido la cabeza de un equipo de gente y que todo lo bueno que ha pasado en la UNED en los últimos años ha sido muchas veces consecuencia de una labor de equipo. Pero, dadas las circunstancias, quisiera personalizar en él algunos méritos, con la certeza de que no falto a la verdad en lo que digo. Para empezar, durante su dirección se produjo el traslado de la sede del Centro Asociado a parte del Colegio Público Ramón Pelayo. Quienes hace poco se han incorporado a la UNED no conocieron seguramente la sede de la calle Canalejas, que se había quedado menos que pequeña para las necesidades que ya tenía la Universidad: de hecho, los exámenes recuerdo que se hacían en un aula de la Facultad de Económicas de la Universidad de Cantabria. De tales penurias vinieron las instalaciones dignas que hoy conocemos, aunque la biblioteca, por ejemplo, no sea muy grande. En estos años se ha producido un aumento en la oferta docente y una puesta al día de los servicios informáticos universitarios. Se han ofertado cursos de verano (los de Santoña, por ejemplo) y la UNED ha colaborado con diversas instituciones con clara intención de estar aún más involucrada en la sociedad regional. Y pocos directores de centro, sean universitarios o de otra etapa educativa, escriben a menudo a sus alumnos eso de “te animo a seguir en tu aventura particular de superación y mejora. Espero que para ayudarte a conseguir tus objetivos, en el Centro sigamos mejorando los servicios que necesitas”. Por desgracia, en este mundo insensible que vivimos estas palabras pueden parecer poco importantes, pero revelan, sin duda, una cercanía y una preocupación que el alumno agradece: la cercanía y la preocupación que creo que ha tenido Miguel Ángel Sánchez, que en ningún momento ha perdido la perspectiva de la realidad y se ha entregado a su trabajo con rigor y profesionalidad. Verba volant, scripta manent.

Categorías:El signo tenue Etiquetas: , , ,

U.N.E.D. (Uno No Entiende Dónde) II


     

…Continuación

 

     Y después de conocer a la familia académica que tienes durante ocho meses, llega el momento de la verdad: el niño nos sale prematuro y con problemas respiratorios. Llegas a los exámenes hiperventilando, la gente te mira como cuando empezabas en un cole nuevo (al fin y al cabo, allí no te conoce ni Dios) a veces hay pequeños grupillos de tres o cuatro personas que hablan aparentemente tranquilos -y es cuando oyes que ya es la tercera vez que se presentan a tal o cual asignatura. Si eres primerizo, hasta la secretaria, que espera leyendo el periódico a que le digan que la pantalla de lectura de códigos de barras ya está activa, te da miedo.

     Cuando pasas tu carnet por el lector, lo milagroso es que lo leo con el temblor de manos que tienes, pero en fin, debe ser un lector eficiente. Entonces pasas hasta la habitación en la que recibes tu examen. Los más valientes lo miran mientras se acercan a la sala de exámenes, los cobardes lo dan la vuelta y esperan no tener que mirarlo más de lo necesario.

      El niño está en estos momentos en estado crítico. Sus pulmones parecen no responder a estímulos, y cuando lees la fila y columna en donde debes sentarte, en realidad no reaccionas, y el señor que está organizando al personal está hasta las pelotas de explicar cómo va el tema. Pero es que Uno No Entiende Dónde tiene que sentarse… Así que, el señor te guía casi a empujones a tu sitio y ya no queda más remedio que hacer el examen.

       Resulta que en el box de al lado están reanimando a un niño ingenierio, o psicólogo, o lo que sea… Y oyes la teclas de la calculadora, o los pensamientos del vecino que habla consigo mismo, o con el compañero que tiene al móvil. Intentas la reanimación de tu bebé como buenamente puedes (al fin y al cabo nadie te ha preparado, tus dudas no fueron resueltas, y las prácticas las hiciste deprisa y corriendo, no tenías más que ocho meses para aprenderlo todo). Sales de la sala de partos con la idea de que tu bebé no saldrá adelante…

       Dos meses después, si tu desesperación ha sido suficiente, te dicen que el niño está fuera de peligro aunque le quedarán secuelas debido a la falta de oxígeno al nacer. A otros les dirán que el bebé, con 4 años ya, poco podía mejorar.

      Sólo queda una duda: Uno No Entiende Dónde se puede reclamar.

Categorías:Actualidad, Curiosidades, Otros Etiquetas:

U.N.E.D (Uno No Entiende Dónde) I


      Sí, estudio en la UNED. Si la universidad ya de por sí es tremendamente independiente y difícil de llevar, imagináoslo sin profesores…

      Poca o ninguna ayuda puede recibir un estudiante de la UNED para ninguna cuestión. Si quieres saber algo, te dicen que acudas a la página de tu centro asociado o la principal de la UNED, una vez allí hay dos posibilidades: que la página no esté disponible por mantenimiento o actualización, que te remitan a otro lugar. Si la situación es la primera, vuelves en un día o dos y, ya sí, te remiten a otro lugar. Y eso se repite tantas veces haga falta para que te canses y digas… Pues lo hago como lo estoy haciendo (si eres alumno de la UNED, desarrollas un sexto sentido para eso y acabas haciéndolo bien).

      Y es que Uno No Entiende Dónde hay que buscar para que alguien suelte información. Y no digamos ya si las dudas son académicas. Los profesores te piden que les des tú información. Si les preguntas por cómo se hace este o aquel ejercicio te dicen que, precisamente, el ejercicio está para que aprendas (¿Pero cómo vas a aprender con el ejercicio si no sabes cómo hacer el idem?). Y eso si te contestan, les hay que simplemente pasan y llegado el examen les falta tiempo para decirte que has fallado en ESO (lo mismo de lo que tenías dudas cuando les escribiste un e-mail preguntándoles “qué era ESO”).

      Así que en la UNED uno no sólo tiene que tener fuerza de voluntad a raudales (para poder estudiar cosas que quizá no entienda hasta después del examen o, con un poco de suerte, diez minutos antes), también tiene que tener paciencia… Porque los profesores no están ahí para ayudarte… Así que casi mejor que no tenga uno clases en la UNED (eso sería una batalla digna de la épica antigua).

      Luego están los queridos tutores del centro asociado. Algunos sí que te ayudan, se proponen que ya que tienen poco que hacer se diga de ellos que lo hacen bien. Todos tienen un trabajo más importante que ese y están en la UNED por razones que a nadie le importan. Si es cierto que les hay muy diferentes. Pero, sin lugar a dudas, son mucho más esclarecedores que los profesores de la Sede central.

Continuará…

Categorías:Actualidad, Curiosidades, Otros Etiquetas: