Archive

Posts Tagged ‘marián bárcena’

Mario Crespo presenta ‘José María de Cossío. Vida hasta la Guerra Civil’


Mario Crespo López, asiduo colaborador de La palabra olvidada, presenta en noviembre su investigación sobre José María de Cossío, recogida en el libro ‘José María de Cossío. Vida hasta la Guerra Civil (1892-1939)’.

 

José María de Cossío Martínez-Fortún (1892-1977) es una personalidad de la cultura española del siglo XX. Conocido popularmente por el celebrado tratado ‘Los toros’, fue miembro de la Generación del 27, para la que fue un verdadero estudioso y aglutinador de amistades. Aunque no era montañés de nacimiento, sí lo fue de corazón, y en la Casona de Tudanca dejó los recuerdos y testimonios preciosos de toda una vida dedicada al estudio ydisfrute de las letras. La historia de España entre 1892 y 1939 abarca un territorio muy complejo, en el contexto de la Restauración, la II República y la terrible Guerra Civil.

 

 

Este libro recorre, por medio de una abundante documentación en parte inédita, esas décadas que configuran la primera mitad de la biografía de Cossío. Previo al académico, lleno de reconocimientos y autoridad a partir de los años cuarenta, en estas páginas se muestra el joven Cossío, apasionado y culto, heredero de una tradición histórica y literaria personificada en la Casona de Tudanca y sus personajes peredianos. También va surgiendo el escritor, infatigable curioso y tertuliano, editor y director de la Biblioteca de Menéndez Pelayo, que se vuelca con una mirada entre nostálgica y escéptica en múltiples aspectos de una realidad que encuentra sentido en el retiro rural o en el fragor de la capital, en el silencio contemplativo o en el bullicio del fútbol.

El lector descubre a un “bon vivant”que regala su amistad por toda la geografía española: Unamuno, Guillén,Gerardo Diego, Villalón, García Lorca, Alberti, Rodríguez Pinilla, Miguel Hernández, José Samitier o ‘Pick’, entre muchos otros, cruzan sus biografías por los doce capítulos del libro, en los que también aparece el aficionado a los toros, pasional y sufriente, que asiste a la muerte de sus íntimos José Gómez Ortega, ‘Joselito’, e Ignacio Sánchez Mejías. Se descubre una personalidad, en fin, que halla no sólo en las palabras, sino en los silencios, la dimensión de su grandeza humana.


– El libro se presentará el día 3 de noviembre, miércoles, en la Biblioteca Central de Cantabria, a las 20h . En dicha presentación está prevista la presencia de Marián Bárcena, poeta y editora; el propio autor, Mario Crespo; María Martínez-Cachero Rojo, profesora titular de la Universidad de Oviedo e hija del recientemente fallecido José María Martínez-Cachero (q.e.p.d.)  y el Consejero de Cultura Turismo y Deporte, Fco. Javier López Marcano.

– Asimismo, el día 6 de noviembre, sábado, se presentará en la Casona de Tudanca (cómo llegar desde Santander), a las 17h. Además de la del autor, está prevista la intervención de José Carlos Mainer (catedrático de la Universidad de Zaragoza), Jordi Gracia (catedrático de la Universidad de Barcelona) y Jaime Siles (catedrático de la Universidad de Valencia. Al finalizar el acto, el actor Manuel Galiana recitará diversos poemas en conmemoración del centenario del nacimiento de Miguel Hernández. El acto está patrocinado por la Fundación Marcelino Botín.

 

El libro ya puede adquirirse en la librería ESTVDIO, por 22€.

Próximamente por correo (22€+gastos de envío. Contrarrembolso o transferencia bancaria) y venta directa.
Para más información, contacta con lapalabraolvidada@yahoo.es

 

 

 

Para ver la cubierta del libro, pincha aquí.

 

Sobre las “Obras completas” de Pereda


Artículo de Mario Crespo para el diario ALERTA de Cantabria. 2 de agosto de 2009

Sobre las “Obras completas” de Pereda

Según datos conocidos esta semana, el libro “El Ducado de Cantabria, de José Ramón Saiz Fernández (Tantín), ha sido el más vendido en la caseta de Cantabria de la LVIII Feria del Libro de Madrid, seguido por “Historias de raqueros (José Ramón Saiz Viadero, Tantín), “50 paseos para conocer Cantabria(Fernando Obregón, Estudio), “Concha Espina: perfil biográfico y literario (María Luisa Pérez Bernardo, Tantín) y “Románico en Cantabria (Miguel Ángel García Guinea, Estudio). Estuve en la Feria del Libro de Madrid y no quiero opinar sobre lo que me pareció todo aquello; hace tiempo que creo que algo huele mal en esta tierra en cuanto a lo que se publica y republica, pero este tema reconozco que no puede despacharse así, con estas pocas palabras, y habrá de dar lugar sin duda a una reflexión más amplia. Lo más interesante me pareció (ya lo escribí en su momento) la presentación de “Nociones del Imperio, de Marián Bárcena, actividad alentada por la propia iniciativa de la poeta, con la participación del director de cine José Luis Cuerda.

Pero en otro acontecimiento trascendente de aquella (continuar…)

Nociones del Imperio. Feria del Libro de Madrid ’09


José Luis Cuerda presentó en la Feria del Libro de Madrid el último libro de Marián Bárcena

 

Nociones del imperio lleva un prólogo del académico Álvaro Pombo

José Luis Cuerda y Marián Bárcena

José Luis Cuerda y Marián Bárcena durante la presentación

 

En la tarde del pasado jueves, 4 de junio, y dentro de la programación de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria en la Feria del Libro de Madrid, el director de “Los girasoles ciegos” o “El bosque animado”, José Luis Cuerda, presentó una nueva edición del último poemario de Marián Bárcena, “Nociones del Imperio”, que ha tenido un largo recorrido desde su primera publicación.

Esta última edición lleva un extenso prólogo del académico, novelista y poeta Álvaro Pombo, quien presentó la edición bilingüe de la obra en inglés y castellano en mayo del pasado año. José Luis Cuerda destacó en el acto del jueves el “fluidísimo río interior compacto, caudaloso e imparable de la escritura” de Bárcena, destacando además que “la búsqueda por un poeta de la palabra imprescindible para expresar necesariamente lo que se tiene que expresar, es de tal naturaleza que, aunque ni siquiera él se dé cuenta, esa marcha nunca se detiene”. Ante más de medio centenar de personas que se dieon cita en el Pabellón Martín Gaite de la Feria madrileña, el cineasta afirmó, admirado por las sutilezas de la obra: “Si un poemario me ha pegado a mí en la crisma más veces y más agudamente es estas “Nociones del imperio” y de todos los imperios, incluido el que tan miserablemente se desmorona hoy, “grande hazaña y con muertos”, que diría Goya”. “Mosaico roto” destrozado a golpes de palabra por la autora, fue uno de los términos que el director de cine empleó antes de lanzarse a una espiral de preguntas a Marián Bárcena sobre la polivalencia de significados de esta obra sujeta a diversas interpretaciones, pero en todo caso una “toma de conciencia” ante la vida y la propia manera de afrontarla.

En la presentación del libro, la autora exhibió un montaje audiovisual, un “regalo para quien tanto nos ha conmovido con su cine”: nueve minutos de duración dieron paso a  escenas de algunas películas de José Luis Cuerda sobre las que se impresionaron poemas del libro recitados por la autora y por el desaparecido doblador santanderino Julio Núñez.

Traducido al inglés y al italiano, iluminado con acuarelas, primero de Lucrecia Enseñat Benlliure y después de María Teresa Martín, el libro “Nociones del Imperio” ha sido presentado en ediciones anteriores en el Instituto Italiano de Cultura de Madrid, en el Instituto Cervantes de Roma y en el Círculo de Bellas Artes de la capital de España.

Lo que miro morir es un imperio…


Nociones del Imperio es un mosaico. El Imperio romano es su escenario: un punto de partida para referir las puertas cerradas entre las que viven los hijos del presente.

Ahondando en la conciencia de su propia razón de ser y de estar en el mundo: heterodoxa, extrema y feraz; los poemas del libro, dolorosamente apasionados e irracionales recorren escenas, ventanas y sucesos. Salen a los callejones, viajan en rumores, emergen en una tempestad o una emoción, pulsando aquello que sólo puede ser acariciado por la poesía.

Escrito a partir de una larga estancia en Italia, Nociones del Imperio, disecciona, con un discurso épico, la crónica del desastre real de esta época, ajena a la libertad y despiadada, presidida por la soledad, la mentira, el abuso y la muerte, pero también deudora de grandes acciones, de esfuerzos de voluntad y de viajes hacia la esperanza.

___________

Marián Bárcena presentó hace un par de semanas este poemario con acuarelas de Maria Teresa Martín. En una edición bilingüe, la autora nos presenta esa “noción” que para ella tiene la Roma imperial. Presentado en Madrid con la presencia de Álvaro Pombo, el libro nos acerca a la crudeza a la vez que al sentimiento, la naturaleza de la violencia y el amor, la paz y la agonía, juntos en los pensamientos de Marián, y así en sus poemas.

Dejo aquí un par de poemas del libro: NOCIONES DEL IMPERIO, Marián Bárcena. Ediciones Reino del Aire.

Lo que miro morir no es el cansancio
de todas las mentiras posibles, lo que miro
morir es cuanto muere,
a despecho de todo, conociendo
lo que llegó a ser la avaricia
antes de que compareciesen las dávidas;
lo que fueron los juegos, los manjares, la música;
lo que fue del tumulto.
Los Libros Sibilinos exhortan
a buscar presagios
un clima que propicie
cruzar los horizontes, abastecer los templos
de estatuas sediciosas,
o encontrar al que anuncie
una tierra distinta.

Lo que miro morir es un imperio.

______

Vivo entierran en bronce a mi caballo.

                                         Lamento del germano

Marián Bárcena traducida al inglés


Artículo de Mario Crespo para el ALERTA. 18 de mayo de 2008.

            MARIÁN BÁRCENA TRADUCIDA AL INGLÉS

 

 

Es difícil, por no decir imposible, traducir poesía de un idioma a otro, volcar  giros y alardes, sensibilidades y conceptos, a un código y a unas normas ajenas a la creación original. Es una de las tragedias inherentes al ser humano desde que nos separamos de aquella lengua primigenia indoeuropea, próxima a los reinos míticos evocados por poetas locos y ciegos, próxima a una Edad de Oro atávica y hermosa, Arcadia romantizada en la que debíamos de andar próximos a los dioses o evolucionando a partir de Venus siempre negras. Para los amantes de lo bello persiste la tragedia en lo más profundo del cerebro, irrigando con su tortura el resto del cuerpo: son los amantes de lo bello los amantes de la verdad, y en esa querencia andan los auténticos poetas, como Marián Bárcena (Santander, 1965), dulce, deliciosa, trágicamente incomprendidos. Aun teniendo en cuenta influencias inevitables, emerge el verso de una intimidad intransferible, de una pulsión interior que brota al mundo barnizada de palabras que son más que palabras y que no están sometidas de ninguna manera a ley científica que valga. Pero es relativamente fácil distinguir a los verdaderos poetas que aspiran a lo imposible de los simples embaucadores, juntapalabras de digestión imposible, llenos de tópicos y maneras intolerables, más próximos al lenguaje publicitario de una pizzería que a la sublimación de la intimidad a través de la experiencia estética. El poeta debe decir algo, debe aportar algo nuevo en cada verso, debe conceder su esfuerzo al ritmo y la música interior de cada composición, y si no lo va a hacer es mejor que no escriba nada o por lo menos que no envuelva lo que escriba bajo la palabra “poesía”.

            La traducción es esfuerzo inquietante y a menudo insuficiente, pero, paradójicamente, la mayor parte de los grandes libros que cimentan la cultura universal son traducciones, empezando por la Biblia, por ejemplo, o los clásicos griegos y latinos, o las versiones y paráfrasis de los románticos. Desde que publicó la primera edición de sus “Nociones del Imperio”, en 2005, Marián Bárcena tuvo claro que su verso no iba a caminar solo, sino acompañado de la versión al italiano que fue cómplice de su proceso creativo: fue gestado el libro durante su estancia en Roma como becaria de la Academia de España y sobra decir que las sombras del barroco romano, el ocaso imperial y el grito de dolor de los tristes supervivientes de la decadencia (entre los que nosotros estamos, claro), figuran como claves para entender una poesía que cobra vívida actualidad cuando desciende a la vida y recoge de ella toda su miseria cruel y su opresión despiadada, a la vez que su esperanza heroica y su luz tibia. En este libro Marián Bárcena evoca torturas y fantasmas, la angustia existencial y la crueldad del mundo, los caballos de bronce que son enterrados vivos… Aunque también exista el soldado tracio que “concibe pensamientos / idénticos a pájaros. No se arrepiente del peligro. / Sobrevive en las noches imaginando fértil la lluvia, inútil el llanto, audaz la vigilia”… Imaginemos, pues, la lluvia, quedémonos en el festín de la fructífera vigilia. Una poesía alucinante y alucinada, absolutamente necesaria para salvarnos, aunque sea por un momento de sosiego, de los tiempos de estupidez que corren.

Aquel libro, traducido al italiano por Silvana Rosellini, se presentó en Roma y en Santander.             Algún tiempo más tarde publicó la poeta una nueva versión del libro, esta vez  incluyendo junto al verso castellano la traducción al inglés realizada por Mike Escárzaga. El trabajo de este último ha sido verdaderamente notable, aunque se haya quedado en una prudente prosa, evitando así el intento de llevar a verso el ritmo y la fuerza que la poeta tiene en castellano. 26 acuarelas de María Teresa Martín, sugerentes y hermosas como las palabras del Imperio, acompañan este libro de la editorial Reino del Aire, brillante ejercicio creativo que bien merece la atención del lector. El próximo viernes 23, a las siete de la tarde, en el Círculo de Bellas Artes, de Madrid, se presentará este libro. Intervendrá Álvaro Pombo, que no es mal huésped de este imperio que a todos, en realidad, nos atañe. En Madrid leerán versos para expresar los sueños, la identidad, el transcurso del tiempo, la melancolía. Nada nuevo y todo nuevo. “Espléndido y con márgenes / donde podrían los bárbaros aparentarse reyes, /te hubiese conocido. Moriré / con tus hábitos. Ajenos y distintos / serán quienes nos juzguen, Mataron / al intenso, y es hazaña / su obra”.