Archive

Posts Tagged ‘galería cervantes’

Ruíz-Poveda en la Galería Cervantes


Artículo de Mario Crespo

 

Ruíz-Poveda en la Galería Cervantes

La Galería Cervantes presenta por tercera vez en su historia (las dos primeras fueron en 1992 y 2002) la obra del pintor madrileño Miguel Ruiz-Poveda, que en su medio siglo de vida sigue entusiasmado por el paisaje, recreándolo, como si fuera la primera vez que se enfrentó a un lienzo en blanco. Los entusiasmos personales, lo mismo que la amistad, será de lo poco bueno que nos dejen estos años y pocas cosas resultan mejores que …(continuar)

 

 

Miermont en la Galería Cervantes


 

MIERMONT EN LA GALERÍA CERVANTES

Mario Crespo López

 

Durante este mes de octubre la galería santanderina Cervantes presenta, bajo el epígrafe “Dobleces con rigor y libertad”, una selección de la obra de Juan Miermont, artista nacido en Limoges pero afincado en Santander desde su infancia. Indudablemente se trata de uno de nuestros creadores más originales, que con esta convocatoria de la sala dirigida  por Francisco Revilla regresa a una creación expositiva sorprendente, que lleva en continua evolución desde los años setenta. Rigor y libertad son dos sustantivos que pueden muy bien asociarse a lo que el espectador tiene la ocasión de contemplar. Aunque la obra de Miermont se ha vinculado con frecuencia al arte abstracto, la naturaleza sigue siendo referente indispensable, con una resolución de gesto expresionista en el que destaca el estudio del color y de las extensas posibilidades cromáticas de las formas geométricas. Destacan en estos acrílicos, además de un intenso efecto visual que no carece de bellos equilibrios, los juegos de luces, con un curioso tratamiento de la superficie pictórica, que se pliega en secuencias que proporcionan efectos imprevisibles. El propio Miermont explica su proceso creativo en el folleto de la exposición: “Distorsiono la superficie del papel utilizando pliegues verticales que según la incidencia de la luz o el desplazamiento lateral del espectador alteran la idea de la composición y de los colores. El doblado del soporte pictórico es un recurso técnico ocasionalmente utilizado por el arte cinético, para ofrecer juegos ópticos o sensaciones de movimiento”. Obras como “Grafismo vertical”, “Visión de estío” o “Abstracción plástica” forman parte de esta novedosa colección que abrirá la puerta a nuevas indagaciones creativas de Juan Miermont.

Pintura para siempre


Artículo de Mario Crespo para el diario Alerta de Cantabria. 17 de agosto de 2008.
Pintura para siempre

“Pintura para siempre” es el título que Francisco Revilla ha dado a la nueva propuesta expositiva de su Galería Cervantes. Se ha inaugurado el pasado jueves y podrá disfrutarse hasta principios de septiembre. Reúne en ella obras de Mersad Berber, Tomás Campuzano, Antoni Clavé, Eduardo Chillida, Emilio Grau Sala, Joan Miró, Agustín Redondela, Antonio Saura, Antoni Tàpies y Manolo Valdés. Como puede comprobarse, la variedad de la nómina es muy acusada, en evidente correspondencia con el extraordinario fondo de galería del que hablamos. Hay, sin embargo, un aspecto notable que une a todos estos autores: su obra más que consolidada en el mercado y en la crítica del arte, datos muy a tener en cuenta en este mundo cambiante que vivimos. La consideración hacia estos pintores nunca va a decrecer. Podrán estar más o menos cotizados, podrán gustar a cada uno más o menos, pero nadie dudará de la calidad de lo que aprecia y compra. Incluso el más cercano de todos ellos, Mersad Berber, es un autor con una producción sorprendente, dotada de una belleza y una capacidad de evocación fuera de lo normal, que ya protagonizó hace tiempo una individual en esta misma galería. Qué decir de Chillida, Miró, Saura, Tàpies o Valdés. O de Menchu Gal, pintora vasca de contrastada calidad y prolífica trayectoria, con la que precisamente Paco Revilla inauguró su galería en junio de 1988; fallecida hace pocos meses, fue la primera mujer en recibir el Premio Nacional de Pintura. Porque se trata, al fin y al cabo, de la pintura, del maravilloso arte que tanto ha vivificado la existencia de todos estos creadores, completamente entregados a su obra. Hay mucha intensidad latiendo en esta exposición, mucha vida entregada, mucha vocación cumplida. En medio de tanta variedad, parece que late el verdadero impulso creador en pintores magníficos que rara vez decepcionan al espectador más exigente.

Llegados a este punto, uno se pregunta de nuevo cómo es posible que muchas de estas obras (bien de Cervantes, bien de otras galerías santanderinas que tienen un fondo de obra más que apreciable) no formen parte de museos institucionales. Por qué a veces sólo se atiende, a costa de los fondos públicos, y con frecuencia sin justificarlo, a un determinado tipo de arte, a unas determinadas galerías o a unos determinados pintores. Dónde está el límite que señala lo que hay que comprar y lo que no. Dónde el criterio que separa esta “pintura para siempre” de esa otra que entra más de lleno en el terreno de la discusión o de lo opinable y que depende de cuestiones efímeras. Muchas veces he escrito aquí que es una pena que la cultura deba organizarse y que tenga que ser a través de una gestión y que ésta, a su vez, la lleven a cabo las autoridades políticas: una lástima. Primero porque puede ocurrir que no siempre el político, sea quien sea, entienda de arte; ni el político ni, a veces, quienes le asesoran. Segundo, porque esto se presta al mercadeo con objetos que son delicadamente mercadeables, y que sin embargo no dependen de la sutileza de un proceso creativo que es poco comprensible para quienes no son creadores, sino de los manejos (legítimos o no) de quienes participan del “mercado del arte”. Pero, puestos a “mercadear”, uno no entiende por qué tienen que establecerse diferencias entre unos y otros, por qué lo creativo está siempre unido al vil metal y ello abra distancias injustas. Si los gestores deben entrar en este asunto, que lo hagan no para fomentar diferencias entre los “mensajeros”, sino para sublimar la inmensa riqueza de las variedades pictóricas, que son también prueba de la variedad humanas. De momento, y no creo afirmar nada nuevo, yo siento la preferencia por esta “pintura para siempre”: un criterio conservador, aunque quizá menos conservador de lo que parece hoy en día.

Sarrey. Damas de las camelias


Coquetas, radiantes, insinuantes o distraídas; ocultas tras velo, abanico o disfraz; putas, vírgenes, campesinas o princesas; adornadas con flores, mantos o joyas; envueltas entre sabanas, sedas, satín o mostrando su desnudez…

La mujer (Venus Afrodita), ha desbancado con su iconografía erótico mística, madre de la vida y reina del sexo al Dios de la guerra (Marte), relegando así a papas, reyes, tiranos y dictadores al segundo plano documento convencional de una historia del arte manida y financiada por los poderes dominantes.

Así, como reclamo anárquico de un Mayo del 69, una sutil pancarta nos deja entrever su sugerente eslogan: “Hazme el amor y  no la guerra”.

En esta nueva experiencia, Sarrey realiza un amplio recorrido en estilos y formas, muestra de su capacidad para el color y el dibujo y sus amplios conocimientos en las mas novedosas técnicas de diseño computerizado.

De Velazquez a Picasso, de Leonardo a Warhol, clasicismo, impresionismo, cubismo, neocubismo o realismo fotográfico aquí son sólo técnicas, estilos o maneras que el autor utiliza con gran habilidad para mejor situar en un marco estético temporal sus creaciones. A pesar de esta profusión estilística curiosamente sin perder, quizás por sus texturas y paleta o por la forma de tratar las curvas en el dibujo, el sello característico de una obra de Sarrey.

Damas de las camelias (colección Pelatti) es también un homenaje póstumo a su buen amigo, coleccionista y soporte de su amplia andadura italiana, que no podía evitar adquirir las mujeres que plasmaban sus pinceles.

Bernard Disell, Mayo 2008

Exposición de Sarrey Damas de las camelias (colección Pelatti)

Esta muestra esta compuesta por técnicas mixtas sobre lienzo y dibujos de pequeño y mediano formato y permanecerá abierta durante todo el mes de junio en horarios de mañana de 11 a 13 y tardes de 17 a 20.30 horas en la GALERÍA CERVANTES (C/Cervantes, 10. Santander).

Más información: http://www.drivehq.com/file/df.aspx/publish/sarrey/wwwhome/CAMELIAS/EXPO/cartel1.jpg

Categorías:Eventos Etiquetas:

Manuel Terán en la Galería Cervantes


23.III.08. Por Mario Crespo.
Manuel Terán (Santiago de Chile, 1974), licenciado en Bellas Artes, expone por primera vez en la Galería Cervantes de Santander. Aunque su obra ya ha estado presente en anteriores convocatorias colectivas de la sala que dirige Francisco Revilla, ahora Terán tiene para sí todo el espacio de la Cervantes y lo ha aprovechado, y de qué manera, para ofrecer al espectador un buen conjunto de sus paisajes urbanos al óleo, paisajes perfectamente medidos en una mirada casi hiperrealista que deja al contemplador gratamente asombrado.
Categorías:El signo tenue Etiquetas: