Inicio > Actualidad > No es que no quiera, es que no puedo

No es que no quiera, es que no puedo


Regular y no extender es el slogan que deberían aprenderse muchos ciudadanos

que ayer se manifestaron contra la ley del aborto. Ante todo, y más en este terreno, hay que respetar la opinión de la gente, eso que vaya por delante, para consigo misma, pero no generalicemos.

Me ha sorprendido mucho ver (en las imágenes que he visto, que seguro que hay más) que los manifestantes no bajan de los 50-55 años de media. Entiendo por qué no quieren una ley del aborto, ellos ya no tienen posibilidad de NECESITARLO. Y reitero lo de NECESITARLO en contraposición a ENTOJARSE, APETECER, PREFERIR o incluso QUERER.

Como bien sabemos todos, o deberíamos, el aborto es un procesor difícil y no únicamente para el feto. No conozco a ninguna mujer que haya pasado por ello, y si la conozco, no lo sé, pero no creo que sea maravilloso y estupendo tener que interrumpir un embarazo. La mayoría de los casos comportan unas consecuencias no ya físicas sino psicológicas en la embaraza que no se pasan “porque me apetezca”.

Pero ese es otro tema, ahora estoy escribiendo aquí, con el riesgo de que me acribillen, en contra de la idea generalizada de que

establecer una ley del aborto es permitir que aquí aborte todo chichirimundi

y como podrán entender, no es eso lo que se persigue. Al menos no es lo que yo entiendo por “legislar”. La ley del aborto, a mi parecer, es una manera bastante correcta de REGULAR los abortos asistidos, de legalizar unas intervenciones que -y aquí viene donde se me van a escandalizar algunos sectores de la sociedad- ocurren cada día en mil lugares distintos con condiciones higiénicas y de seguridad bastante dudosas. No se me engañen, evitar una ley del aborto no va a causar, por sistema, que la gente deje de abortar, “como es ilegal” no hay que hacerlo. Y me pongo en la piel de las personas biológicamente fértiles, no en la de personas que dada su edad necesitarían de fecundación in vitro para provocarse un estado de preñez. Fecundación, ésta, que es buscada en todos los casos ocurridos.

¿Y acaso no es también antinatural que una mujer se someta a un proceso de fertilización cuando no puede tener hijos?

¡Ah! ¡No! ¡Oiga! Que eso es dar vida, no quitarla. Ya, eso está clarísimo. Pero es igual de antinatural.

Durante toda la historia de la Humanidad, han ocurrido abortos y otros han sido provocados. Creo que con los tiempos que corren, es hora ya de que alguien asista a esas chavalucas que se quedan embarzadas POR UN ACCIDENTE (las que se pasan el día de la cama a la píldora del día después me dan tremendo asco y pena), con la seguridad de que no van a tener que ir por la calle con el sombrero y el sambenito por impúdicas y lozanas mozas de vida fácil. Porque, si el niño no es deseado y sigue sin serlo con el paso del tiempo ¿qué puede haber peor que un niño culpado del descalabro de una vida?

Por supuesto, admiro a aquellos padres prematuros que han llevado a cabo una fantástica labor criando a esos hijos inesperados. Pero incluso a ellos, habría que preguntarles si, en las circunstancias actuales, no desearían que sus hijas tuvieran la opción de.

Como decía antes: REGULAR y no EXTENDER es lo que algunos no entienden. Regular y no extender el límite de edad del feto hasta el cual se puede practicar un aborto. Regular las condiciones de la práctica. Y sólo en este caso: EXTENDER LA INFORMACIÓN ACERCA DE DICHA PRÁCTICA Y SUS  CONSECUENCIAS. EXTENDER LA EDUCACIÓN, NO SÓLO SEXUAL SINO TAMBIÉN EMOCIONAL. EXTENDER LOS MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS A PRECIOS MÍNIMOS.

REGULAR Y NO EXTENDER LA OPINIÓN DE SECTORES QUE NO TIENEN NADA QUE VER CON ESTAS CIRCUNSTANCIAS. REGULAR Y NO EXTENDER EL PAPEL DE LOS QUE NO VAN A TENER LA DESGRACIA DE VIVIR UNA EXPERIENCIA COMO ESTA.

Por último:

Regular y no extender la absurda idea de que no por dejar de legislar el aborto, la gente va a dejar de tener relaciones sexuales.

Ideas absurdas que tienen los que en vez de preocuparse por sus fieles, hacen pancartas del tamaño de elefantes haciendo que cada vez sea más difícil se un buen hombre de Dios.

Y ahora entiéndanme como quieran. La cosa está muy clara. Cada cual que elija su futuro y, en consecuencia, el de su hijo. Pero tener la opción de  abortar significa que, cuando realmente te encuentres preparada, aquel hijo que tengas será criado con total conciencia de que la vida es lo más valioso que tiene cualquier persona y sus derechos son los márgenes según los cuales esa vida puede transcurrir del modo más libre posible.

Yo sí estoy a favor de la ley del aborto, y no del aborto libre y sin control.

Anuncios
Categorías:Actualidad Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: