Inicio > El signo tenue > Pintura para siempre

Pintura para siempre


Artículo de Mario Crespo para el diario Alerta de Cantabria. 17 de agosto de 2008.
Pintura para siempre

“Pintura para siempre” es el título que Francisco Revilla ha dado a la nueva propuesta expositiva de su Galería Cervantes. Se ha inaugurado el pasado jueves y podrá disfrutarse hasta principios de septiembre. Reúne en ella obras de Mersad Berber, Tomás Campuzano, Antoni Clavé, Eduardo Chillida, Emilio Grau Sala, Joan Miró, Agustín Redondela, Antonio Saura, Antoni Tàpies y Manolo Valdés. Como puede comprobarse, la variedad de la nómina es muy acusada, en evidente correspondencia con el extraordinario fondo de galería del que hablamos. Hay, sin embargo, un aspecto notable que une a todos estos autores: su obra más que consolidada en el mercado y en la crítica del arte, datos muy a tener en cuenta en este mundo cambiante que vivimos. La consideración hacia estos pintores nunca va a decrecer. Podrán estar más o menos cotizados, podrán gustar a cada uno más o menos, pero nadie dudará de la calidad de lo que aprecia y compra. Incluso el más cercano de todos ellos, Mersad Berber, es un autor con una producción sorprendente, dotada de una belleza y una capacidad de evocación fuera de lo normal, que ya protagonizó hace tiempo una individual en esta misma galería. Qué decir de Chillida, Miró, Saura, Tàpies o Valdés. O de Menchu Gal, pintora vasca de contrastada calidad y prolífica trayectoria, con la que precisamente Paco Revilla inauguró su galería en junio de 1988; fallecida hace pocos meses, fue la primera mujer en recibir el Premio Nacional de Pintura. Porque se trata, al fin y al cabo, de la pintura, del maravilloso arte que tanto ha vivificado la existencia de todos estos creadores, completamente entregados a su obra. Hay mucha intensidad latiendo en esta exposición, mucha vida entregada, mucha vocación cumplida. En medio de tanta variedad, parece que late el verdadero impulso creador en pintores magníficos que rara vez decepcionan al espectador más exigente.

Llegados a este punto, uno se pregunta de nuevo cómo es posible que muchas de estas obras (bien de Cervantes, bien de otras galerías santanderinas que tienen un fondo de obra más que apreciable) no formen parte de museos institucionales. Por qué a veces sólo se atiende, a costa de los fondos públicos, y con frecuencia sin justificarlo, a un determinado tipo de arte, a unas determinadas galerías o a unos determinados pintores. Dónde está el límite que señala lo que hay que comprar y lo que no. Dónde el criterio que separa esta “pintura para siempre” de esa otra que entra más de lleno en el terreno de la discusión o de lo opinable y que depende de cuestiones efímeras. Muchas veces he escrito aquí que es una pena que la cultura deba organizarse y que tenga que ser a través de una gestión y que ésta, a su vez, la lleven a cabo las autoridades políticas: una lástima. Primero porque puede ocurrir que no siempre el político, sea quien sea, entienda de arte; ni el político ni, a veces, quienes le asesoran. Segundo, porque esto se presta al mercadeo con objetos que son delicadamente mercadeables, y que sin embargo no dependen de la sutileza de un proceso creativo que es poco comprensible para quienes no son creadores, sino de los manejos (legítimos o no) de quienes participan del “mercado del arte”. Pero, puestos a “mercadear”, uno no entiende por qué tienen que establecerse diferencias entre unos y otros, por qué lo creativo está siempre unido al vil metal y ello abra distancias injustas. Si los gestores deben entrar en este asunto, que lo hagan no para fomentar diferencias entre los “mensajeros”, sino para sublimar la inmensa riqueza de las variedades pictóricas, que son también prueba de la variedad humanas. De momento, y no creo afirmar nada nuevo, yo siento la preferencia por esta “pintura para siempre”: un criterio conservador, aunque quizá menos conservador de lo que parece hoy en día.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: