Inicio > Actualidad, Curiosidades, General > San Fermín y el libro libre

San Fermín y el libro libre


Hace un par de horas leía un artículo en la página Papel en blanco acerca de una iniciativa en Japón basada en crear mini-bibliotecas en el metro. El artículo es ya bastante esclarecedor en cuanto a aplicar esta misma iniciativa en los metros españoles…

El resultado, como podréis leer, fue pésimo e, incluso pudiendo coger dos libros y dejar uno, la mini-biblioteca dejó de ser mini, pero no para ser maxi, sino para no ser.

Esto da que pensar… Muchos españoles son (digo son porque yo nunca seré capaz) capaces de ponerse delante de un/os toro/s a correr y sin embargo no tienen la valentía de leerse un libro. Y, sin embargo, los libros desaparecen de esta iniciativa. La fórmula del “éxito” pasa por la palabra GRATIS.
No sé si alguna vez lo habéis vivido pero es muy común la práctica del “gratuismo” entre la tercera edad, sobre todo femenina. Estoy segura de que si se les ofrece un poco de caca de la vaca pinchada en un palito de pirulo GRATIS, ellas volarán a la primera fila.

Pero no es el caso, las señoras no suelen coger el metro… Al menos, las veces que yo he ido en él, no he visto ninguna. Así que el gratuismo se extiende peligrosamente. Quizá, esta gente que se “acopló” a la iniciativa sólo leyó aquello de: LLÉVATE DOS Y… (GRATIS!!! HAY QUE LLEVÁRSELO). O lo leyeron entero pero optaron por una República Independiente de mi Cara Dura.

La razón más lógica, debido al nivel cultural general que ostenta la mediana edad española (no hablamos de los jóvenes de ahora, entre los que estoy por joven, nada más), es que nadie puede hacer frente a esta oferta y demanda porque NO SE TIENEN LIBROS EN CASA. Es decir, los más valientes cogen los dos cuernos al toro pero no tienen cola en casa para intercambiar. Y desde luego, no vas a coger dos y dejar uno de los mismos dos que te llevas… Por lo menos que esperen a que te los leas, eso es… dos o tres SIGLOS.

Siempre he creído que el gasto de la compra de un libro no nos meterá en una crisis… La crisis se mete sola, los libros no tienen la culpa. Y aunque pueda ser una excusa factible: No, yo libros no compro que están muy caros y no está el dinero para malgastarlo. Esa misma gente se presenta a las 4 de la mañana en la fila para comprar las entradas a la corrida de José Tomás…

!Olé sus cuernos!

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: