Inicio > El signo tenue > Marián Bárcena traducida al inglés

Marián Bárcena traducida al inglés


Artículo de Mario Crespo para el ALERTA. 18 de mayo de 2008.

            MARIÁN BÁRCENA TRADUCIDA AL INGLÉS

 

 

Es difícil, por no decir imposible, traducir poesía de un idioma a otro, volcar  giros y alardes, sensibilidades y conceptos, a un código y a unas normas ajenas a la creación original. Es una de las tragedias inherentes al ser humano desde que nos separamos de aquella lengua primigenia indoeuropea, próxima a los reinos míticos evocados por poetas locos y ciegos, próxima a una Edad de Oro atávica y hermosa, Arcadia romantizada en la que debíamos de andar próximos a los dioses o evolucionando a partir de Venus siempre negras. Para los amantes de lo bello persiste la tragedia en lo más profundo del cerebro, irrigando con su tortura el resto del cuerpo: son los amantes de lo bello los amantes de la verdad, y en esa querencia andan los auténticos poetas, como Marián Bárcena (Santander, 1965), dulce, deliciosa, trágicamente incomprendidos. Aun teniendo en cuenta influencias inevitables, emerge el verso de una intimidad intransferible, de una pulsión interior que brota al mundo barnizada de palabras que son más que palabras y que no están sometidas de ninguna manera a ley científica que valga. Pero es relativamente fácil distinguir a los verdaderos poetas que aspiran a lo imposible de los simples embaucadores, juntapalabras de digestión imposible, llenos de tópicos y maneras intolerables, más próximos al lenguaje publicitario de una pizzería que a la sublimación de la intimidad a través de la experiencia estética. El poeta debe decir algo, debe aportar algo nuevo en cada verso, debe conceder su esfuerzo al ritmo y la música interior de cada composición, y si no lo va a hacer es mejor que no escriba nada o por lo menos que no envuelva lo que escriba bajo la palabra “poesía”.

            La traducción es esfuerzo inquietante y a menudo insuficiente, pero, paradójicamente, la mayor parte de los grandes libros que cimentan la cultura universal son traducciones, empezando por la Biblia, por ejemplo, o los clásicos griegos y latinos, o las versiones y paráfrasis de los románticos. Desde que publicó la primera edición de sus “Nociones del Imperio”, en 2005, Marián Bárcena tuvo claro que su verso no iba a caminar solo, sino acompañado de la versión al italiano que fue cómplice de su proceso creativo: fue gestado el libro durante su estancia en Roma como becaria de la Academia de España y sobra decir que las sombras del barroco romano, el ocaso imperial y el grito de dolor de los tristes supervivientes de la decadencia (entre los que nosotros estamos, claro), figuran como claves para entender una poesía que cobra vívida actualidad cuando desciende a la vida y recoge de ella toda su miseria cruel y su opresión despiadada, a la vez que su esperanza heroica y su luz tibia. En este libro Marián Bárcena evoca torturas y fantasmas, la angustia existencial y la crueldad del mundo, los caballos de bronce que son enterrados vivos… Aunque también exista el soldado tracio que “concibe pensamientos / idénticos a pájaros. No se arrepiente del peligro. / Sobrevive en las noches imaginando fértil la lluvia, inútil el llanto, audaz la vigilia”… Imaginemos, pues, la lluvia, quedémonos en el festín de la fructífera vigilia. Una poesía alucinante y alucinada, absolutamente necesaria para salvarnos, aunque sea por un momento de sosiego, de los tiempos de estupidez que corren.

Aquel libro, traducido al italiano por Silvana Rosellini, se presentó en Roma y en Santander.             Algún tiempo más tarde publicó la poeta una nueva versión del libro, esta vez  incluyendo junto al verso castellano la traducción al inglés realizada por Mike Escárzaga. El trabajo de este último ha sido verdaderamente notable, aunque se haya quedado en una prudente prosa, evitando así el intento de llevar a verso el ritmo y la fuerza que la poeta tiene en castellano. 26 acuarelas de María Teresa Martín, sugerentes y hermosas como las palabras del Imperio, acompañan este libro de la editorial Reino del Aire, brillante ejercicio creativo que bien merece la atención del lector. El próximo viernes 23, a las siete de la tarde, en el Círculo de Bellas Artes, de Madrid, se presentará este libro. Intervendrá Álvaro Pombo, que no es mal huésped de este imperio que a todos, en realidad, nos atañe. En Madrid leerán versos para expresar los sueños, la identidad, el transcurso del tiempo, la melancolía. Nada nuevo y todo nuevo. “Espléndido y con márgenes / donde podrían los bárbaros aparentarse reyes, /te hubiese conocido. Moriré / con tus hábitos. Ajenos y distintos / serán quienes nos juzguen, Mataron / al intenso, y es hazaña / su obra”.

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: